Arenas es un municipio de la provincia de Málaga, situado en la comarca de la Axarquía. Unos diez kilómetros separan Vélez Málaga de Arenas. Arenas se halla situada a la falda de Bentomiz, enclave militar y estratégico para íberos, fenicios, griegos, romanos y árabes donde coexistieron fortaleza, alcazaba y castillo del mismo nombre, su origen se puede situar en la época de la dominación musulmana en base a la disposición y trazado de sus calles y edificios.

 El núcleo urbano se encuentra en una depresión rodeada por el cerro Bentomiz (709 metros), el de Daimalos (689metros), el Alto (627metros), el de los Guanos (533metros), el de Beas (703metros) y el de Collao (597metros). Las tierras del municipio están bañadas por los ríos Secos y Rubíte, sirviendo este último de límite con el municipio de Canillas de Aceituno. 

La historia de Arenas está íntimamente ligada a la de la fortalezaBentomiz y a sus orígenes almohades y meriníes si anexionamos los datos en los que se fechan sus monumentos; siempre al servicio de la Alcazaba de Bentomiz, desde donde se domina no sólo Arenas, sino todos los pueblos de la zona e incluso parte de la costa; como así sucediera con el desaparecido pueblo de Zuheila.

El legado cultural y tecnológico para el cultivo de vides, olivos y almendros favoreció el desarrollo agrícola, mermando en parte tras la expulsión de los moriscos sublevados.

Tras ellos llegaron los repobladores del reciente estado español denominados cristianos viejos y tras los avatares históricos, Daimalos dejó de ser una villa de importancia en el año 1.869 cuando por mandamiento ministerial pasó a ser reagrupada a la villa de Arenas.

Algunos investigadores se inclinan por el origen ibero de la fortaleza o castillo, opinando que fenicios y griegos pudieron establecer allí, dada su situación de privilegio, algunos asentamientos. Posteriormente debió pasar a manos romanas, como parece indicar los baños de los que aún existen restos. Los árabes vieron en la fortaleza un bastión inexpugnable y la reedificación.